LA PESCA DE CEFALÓPODOS

 

LA PESCA DE LA SEPIA - (JIBIA O CHOCO), DEL CALAMAR Y DEL PULPO.

Si soy pequeño......¡SUELTAME!   El maestro Pescador ©¡Sueltanos, que tenemos que criar!     El maestro Pescador ©Aclaremos primeramente que la sepia también recibe el nombre de jibia y si su tamaño es "palmero", es decir similar al tamaño de la mano, recibe el nombre de choco. Por otro lado no confundamos a la "Pota" con el calamar, ya que la pota podríamos decir que aún teniendo la misma forma anatómica es más basta, de coloración oscura y consistencia mucho más dura.

Pesca de la Sepia:

Existen varias formas de pescar la jibia, mediante el arrastre de una hembra en radas y puertos, desde costa mediante lanzamientos de señuelos con caña o embarcado. Pasemos a explicar cada uno de ellos.

Radas y puertos:En estos sitios es idónea la práctica de la pesca de la jibia mediante el método siguiente:

Material:

Bobina de hilo o plegadera, línea de hilo y zalabar.

Método:

Se captura una jibia hembra, o se tiene previamente en vivero, y se engarza (sin daño) en una línea. El proceso es tan simple como ir haciendo desplazarse (arrastrando) a la jibia viva a lo largo del muro "pantalán" del puerto y sobre el fondo. No importa si el fondo es de escasos centímetros (20 o 30 cm.).

Al pasar nuestra jibia por algún sitio en el que se encuentre otra jibia macho, ésta será atraída por la nuestra y se "abrazará" tan fuertemente que podremos izar ambas jibias y sacarlas del agua sin que se suelten. De todas formas tendremos la precaución de introducirlas en el zalabar por si acaso.

Lanzado con señuelo:

Este método es el más apropiado y el más utilizado por el pescador costero, pudiendo realizarse desde playa, roqueos o puertos.

Materiales:

Caña, giratorio, potera especial jibia, señuelos de peces de colores llamados "pajaritos".

Aclaremos que las poteras, para este método, deben ser para jibias, ligeras, ya sean plásticas (huecas o no) o de cualquier otro material ligero. Deberán estar a media agua y no a fondo.

Método:

Confeccionaremos una línea cuyo pie estará compuesto por: giratorio, hilo del 35 o 40 máximo, pajaritos o potera, se recomienda poner desde costa un máximo de dos pajaritos o poteras, y plomo de fondo. El plomo se recomienda de "cohete" para que se eleve la línea en la recogida.

Se lanzará unos 20 metros tras la distancia en la que creamos se encuentran las jibias. Una vez tensada la línea procederemos a ir recogiendo muy suavemente y dando pequeños tironcitos de la caña para dar un efecto de pequeños saltos a los pajaritos o poteras. Al acabar el recorrido procederemos a un nuevo lanzamiento. La picada será distinta de la de un pez, notaremos un aumento de peso y (no siempre) una serie de chupetones notando un aumento o disminución del peso.

En el caso de los "chocos", deberemos buscarlos a muy poco fondo, localizándoseles generalmente tras los rompeolas en los fosos de sedimentos (ver surfcasting).

Pesca de la jibia desde embarcación:

Materiales:

En este método podremos utilizar o caña ligera de barco o simplemente hilo, en bobina o plegadera.

El pie irá compuesto de igual forma que el utilizado para el lanzado desde costa; sin embargo, podremos utilizar un plomo de fondo o una potera "pesada" (metálica), ésta última nos servirá para capturar los pulpos que vayamos encontrando por el camino. Importante es no olvidarnos del zalabar, ya que la jibia a diferencia con el calamar, tiene una picada "delicada" y muy a menudo parte los tentáculos y la perderemos.

Método:

Desde embarcación utilizaremos el "rolo", es decir, realizaremos un recorrido, previamente concebido, en función del viento, corrientes y mareas. Una vez estimado el recorrido que queremos realizar posicionaremos la embarcación en el punto de inicio y la dejaremos a la deriva para que vaya recorriendo el trayecto que deseamos. Si por cualquier motivo fallamos y el recorrido no es el correcto, reajustaremos la posición inicial y en la siguiente "corrida" comenzaremos corregidos los errores.

Los recorridos aconsejados son paralelos u oblicuos a costa y las profundidades entre los dos o tres metros de fondo hasta los 25. En los atardeceres veraniegos se deben buscar a muy poco fondo procurando respetar la distancia a los bañistas.

Largaremos dos líneas (con cañas o sin ellas) y empezaremos a rolear dando pequeños tirones para que los señuelos adquieran un movimiento ascendente-descendente. En la picada se recogerá muy suavemente sin aflojar la tensión en ningún momento y procurando en los momentos de mayor tensión durante los "chupetones" suavizar aún más la recogida. Suerte y cuidado con los chorros de tinta.

(Truco: Si queremos evitar los primeros chorros de tinta, lo único que deberemos hacer es: una vez introducida la jibia o calamar en el zalabar, sacarlo un poco del agua y volverlo a introducir en el agua varias veces, cada vez que se mete en el agua expulsará un buen chorro de tinta por lo que mientras se repone dará tiempo de sacarla definitivamente e introducirla en el cubo con tapadera).

Pesca del calamar:

Para la pesca del calamar utilizaremos las mismas técnicas y materiales que para la de la jibia, a excepción del utilizado con la jibia hembra viva.

Tanto en el lanzado desde costa como embarcado, se realizará exactamente igual y con los mismos materiales.

A diferencia con la jibia, los movimientos ascendentes y descendentes que le imprimiremos a los señuelos, serán más enérgicos. Otra diferencia con respecto a la pesca de la jibia es que los señuelos deberán ser de vivos colores, recomendándose los rojos y blancos, tonos rosas y violetas y contra más vivos mejor, mientras que la jibia ataca bien a señuelos parecidos a peces de fondo, marrones, ocres o pardos.

El calamar durante el día se deberá buscar a más fondo, entre los 12 y 25 metros y a la caída de la tarde desde los 4 o 5 metros de fondo.

En la picada, el calamar se diferencia bastante de la jibia y será muy claro distinguir si se trata de una u otra especie. El calamar, al igual que la jibia realizará un tirón aumentando considerablemente la presión, peso, de la línea pero a diferencia con la jibia los posteriores chupones serán más seguidos. Deberemos tener el mismo cuidado que con la jibia durante la recogida ya que será muy fácil que durante uno de sus tirones parta el "moco" extremo más grueso de sus tentáculos más largos.

La pesca del pulpo:

Existen multitud de artes de pesca para pulpos, poteras, tablas, latas, vasijas, etc. son utilizadas por pescadores profesionales. Empecemos a explicar algunas de ellas.

Cantaros, cestos, latas o cualquier recipiente:

Este método de pesca es muy utilizado por los pescadores profesionales, y consiste simplemente en unir mediante un fuerte cordel una serie de latas, vasijas u otros recipientes, que sirvan de "refugio" a los pulpos. Este rosario de recipientes se deposita en el fondo (tipo palangre) y se deja que "pesque" solo. Al día siguiente se recoge y aparecerán gran número de pulpos introducidos en los recipientes. (Este método No se utiliza por el pescador deportivo, al igual que ninguno de los artes de redes que se utilizan para la captura de cefalópodos))

Tablilla o tabla:

Este método es utilizado tanto desde barco como desde costa y consiste en la utilización de la llamada tabla. En el mercado existen gran cantidad de modelos, todos ellos similares pero compuestos por diferentes materiales. Su diseño y componentes son prácticamente los mismos.

Es una tabla de madera u otro material plástico en la que por una de sus caras va lastrado con plomo y por la otra lleva incorporados dos anzuelos de tamaño considerable y un pequeño cordón para atar la carnada, (sardina o similar). Esta tabla lleva una pequeña argolla donde se atará la línea, pudiéndose utilizar tanto hilo de buen calibre como un fino cordel.

Desde embarcación se hará a la deriva "rolo" y elegiremos fondos apropiados para evitar los enganches, primordialmente en los llamados fondos "concheros" en los que abundan las "camas" de estos cefalópodos.

La picada del pulpo se realiza mediante un fuerte aumento de la presión, sin realizar tirón alguno, sin embargo durante la recogida y no siempre, nos podrá dar muy fuertes tirones, por lo que tendremos especial atención en realizarla suavemente, sin aflojar la presión en ningún momento pero prestando especial atención a esos posibles fuertes tirones en los que extremaremos la suavidad e incluso llegaremos a detener la izada.

En la costa, la tablilla se utiliza fijada a un fuerte cordel y se practica en roqueos, procurando depositarla en el lugar donde se crea podrá atraer a los pulpos. En este método la paciencia es la que cuenta pues el pulpo será atraído por el olor de la carnada (sardina o pescado aceitoso y oloroso).

Potera:

Existen multitud de modelos de poteras en el mercado, siendo tremendamente importante elegir un modelo pesado y resistente. Tanto el cuerpo como el enganche para el hilo, como las púas sin muerte, deben ser muy fuertes y resistentes. Aun siendo púas de acero resistentes, en muchas ocasiones serán enderezadas y perderemos la pieza.

Al no utilizar carnada y tratarse de un señuelo, debe ser de vivos colores, siendo recomendados, blancos, rojos y blancos, rojos, verdes o amarillos

La potera irá al final de un pie de línea unida mediante giratorio, tanto al pie como a la línea. El hecho de no atar directamente la potera al hilo no es otro que la mayoría de ellas no disponen de argolla de unión y directamente tendríamos que anudar a su extremo y al ser generalmente de plomo o metal con cantos finos, podríamos partir durante la picada.

Pulpos con potera. Fondo de camas de conchas a 15 metros de profundidad. Y eso que estos no son de los grandes del todo.....jeje   El maestro Pescador ©
Ampliar

     La potera la utilizaremos embarcados e iremos a la deriva (rolo), de igual forma que con la tablilla y en los mismos fondos y recorridos que con aquella.

 

NOTA: Como nota general para la pesca de cualquier cefalópodo habría que decir dos condiciones primordiales durante su captura, siendo estas la suavidad e incluso retención durante la recogida y el mantenimiento de la tensión en todo momento. No nos dé vergüenza la utilización del zalabar, evitaremos perder multitud de piezas.

* Consultar legislación ya que existen prohibiciones para la pesca deportiva de cefalópodos.

 

 

HOME     EL ARTE DE LA PESCA-PESCA DEPORTIVA   El maestro Pescador ©

   SI DESEA ACCESO COMPLETO A NUESTRAS ESTADÍSTICAS PARA GESTIÓN DE PUBLICIDAD EN LA WEB...... ENVÍENOS UN CORREO Y SE LE DARÁ CLAVE DE ACCESO   Norfolk Fishing World Topsites ListTOPSITE PESCA DEPORTIVAcyber-lake.com Top Fishing Sites